viernes, 27 de julio de 2012

Microbuses y Minibuses

Carser - Mercedes benz Sprinter 518 CDI - Pastor (Linares, Jaén)
La Automoción establece en la práctica, como definición de "microbús", aquel vehículo de transporte de pasajeros, con capacidad superior a las 9 plazas, y con un P.M.A. inferior a las 6 toneladas.

También suelen englobarse como microbuses los denominados "minibuses", ligeramente mayores pero que, como en los anteriores, no existe ninguna especificación ni normativa que los diferencie, salvo los usos y costumbres del sector, y que pueden llegar a las 26 plazas (no suele ser habitual), salvo si se dedican al transporte urbano y admiten pasajeros de pie, y siempre cumpliendo el Reglamento nº 36, según el cual, la superficie asignada a los pasajeros en la distribución adoptada y el P.M.A. máximo admitido están perfectamente establecidos.

No obstante, oficialmente, existen diferencias en la clasificación de los mismos. Por ejemplo, ANIACAM solo considera como microbuses, y por ende minibuses, a aquellos de más de 9 plazas, pero que además su P.M.A. supere las 6 toneladas, y su longitud no rebase los 8 metros. 

Respecto a la tecnología actual de los microbuses, que, como hemos dicho antes, bajo este nombre se integran los puramente llamados microbuses y los denominados minibuses, ligeramente mayores, que son vehículos de 9 a 16 plazas sentadas. Sus longitudes varían entre los 6,50 y los 7,50 metros, rara vez llegan a los 7,80 metros.

Se destinan al transporte discrecional tipo turístico, congresos, traslados de tripulaciones a aeropuertos, grupos musicales, ejecutivos, personas de movilidad reducida, servicios especiales de transporte urbano, etc. Diferenciándose claramente, como en los vehículos convencionales, los destinados a tráfico urbano con equipos más sencillos, plataformas para viajeros de pie, barras de sujeción en los pasillos, etc; de los interurbanos, con butacas más cómodas, mayor equipamiento (radio, TV, música ambiental, etc) y maleteros de hasta 4 metros cúbicos, todos ellos con un P.M.A. entre los 3.300 y los 6.000 kilogramos, incluso más.

La tecnología desarrollada en ellos es similar tanto para los suministrados como microbuses por la marca, como para los vehículos suministrados como furgones y luego transformados por carroceros especializados.

En esencia se parte de autobastidores, que suelen estar equipados con motores verticales de cuatro cilindros y 2 a 2,8 litros de cilindrada, turbo-intercooler, con inyección electrónica de última generación; cambios de velocidades de cinco o seis marchas con mando manual, generalmente ayudado por un shift; servodirección hidráulica; frenos de disco al menos en el eje anterior; ABS de serie; suspensión de ruedas independientes en el eje anterior y con amortiguadores y barras de torsión, y de ballestas elípticas, o neumática (a veces integral) en el eje posterior; el equipo eléctrico suele ir a 12 voltios con dos baterías de 6 voltios y capacidad variable, normalmente por encima de los 70 amperios. También algunos carroceros, colaborando con los fabricantes del autobastidor, modifican la distancia entre ejes, suspensión, etc, para dotar al vehículo de una mayor comodidad y seguridad.

En el carrozado se ha adoptado la misma tecnología que en los autobuses convencionales, con la utilización de fibra de vidrio en la carrocería, poliuretanos, etc, además de las planchas de acero; se utilizan puertas dobles frecuentemente; puerta del conductor independiente; aislamiento térmico y acústico; cumplimiento de los Reglamentos nº 36, 66 y R-52.1 (acondicionamiento y seguridad interior); cristales pegados o dobles; pintura metalizada; espejos retrovisores de gran tamaño, etc.

En cuanto al equipamiento, en algunos acabados se emplea moqueta y madera; cumplen la normativa escolar actualizada; equipan monitores, vídeo y micrófonos; asientos reclinables; aire acondicionado; cinturones de seguridad; cortinas laterales; luces de lectura individuales, y, opcionalmente, nevera, mueble bar, armario ropero, plataforma extensible adaptada a personas con movilidad reducida, etc. En definitiva, siendo su grado de equipamiento variado en función de las preferencias del cliente.


El proceso de carrozado suele constar de las siguientes fases:


- Preparación del bastidor, bien se parta de un vehículo en chasis, o de cualquier otra variante, comenzando por revisarlo y reforzarlo, si lo precisa, fijándolo a la estructura, que ha de soportar la carrocería y que se calcula normalmente por ordenador con asistencia de CAD-CAM.


- Protección de dicho bastidor y estructura contra la corrosión a base de imprimaciones especiales.


- Montaje del techo, frontis y trasera, y colocación del suelo previo a su enchapado lateral y terminación de la protección anticorrosión de las piezas que lo necesiten.


- Montaje de las instalaciones eléctricas y de servicios (tuberías de aire a presión, aire acondicionado, calefacción, etc).


- Pintura de la carrocería.


- Finalmente se procede al tapizado, montaje de butacas y diversos equipamientos de serie.


Una vez hechos los retoques oportunos, se realizan las pruebas de funcionamiento pertinentes y queda dispuesto para la entrega.


Para finalizar, señalar que las marcas que comercializan microbuses y minibuses en nuestro país son:


Ayats, BMC, Bredamenarius, Chevrolet, Citroën, Fiat, Ford, Iveco, MAN, Mercedes Benz, Nissan, Opel, Otokar, Peugeot, Renault, Toyota y Volkswagen.


Andecar triunfo - Iveco 65C18 - Romero (Motril, Granada)

Fuente del texto: Revista Viajeros, nº 183, Marzo 2012.





No hay comentarios:

Publicar un comentario